Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La industria 4.0, el futuro de la tecnología industrial que ya está entre nosotros

La industria ha vivido varias revoluciones desde su creación y, actualmente, estamos inmersos en una nueva transformación de este sector. En concreto, hoy en día podemos hablar de la cuarta revolución industrial como el inicio de una nueva era y es que el desarrollo de las nuevas tecnologías traerá una serie de importantes beneficios a este campo productivo.

En concreto el uso de nuevas tecnologías, así como de inteligencias artificiales nos permitirá ser mucho más eficientes pero no solo eso, sino que también nos abrirá la posibilidad de crear nuevas líneas de negocio, aumentar los beneficios, reducir los costes y ser mucho más respetuosos con nuestro planeta.

Es por todo ello por lo que os hemos querido preparar este post, un punto de encuentro en el que hablemos de las bondades que nos ofrece esta nueva revolución industrial y en el que tratemos el futuro de la tecnología industrial que, sin duda alguna, ya está entre nosotros y en muchos casos ya podemos palpar. Así, entre otros, esta nueva era nos ofrece los siguientes beneficios.

  • Creación de nuevos modelos de negocio. La revolución 4.0 o la cuarta revolución industrial ha promovido profundos cambios en diferentes segmentos por lo que ha sido responsable por la aparición de nuevas oportunidades de negocio, incluso, en sectores tradicionales como el agronegocio. Y es que, sin duda alguna, la inclusión de nuevas tecnologías en la industria actual está permitiendo que haya cientos de empleos de nueva creación, así como también se recuperen o se reconviertan otros muchos que existían hasta ahora.
  • Al economizar la energía eléctrica, reducir el uso de recursos en virtud del aumento de la eficiencia y promover en consumo de energía renovable, la industria 4.0 se ha posicionado como una aliada del desarrollo sostenible, tal y como nos recuerdan los expertos de Tecoi, quienes están firmemente comprometidos con los avances y posibilidades que ofrece esta nueva revolución industrial.
  • Disminución de errores. La reducción de la intervención humana en los procesos disminuye la incidencia de errores en las operaciones industriales, incluso, es posible programar las máquinas para alcanzar un nivel mínimo de eficiencia.
  • Aumento de la productividad. La inversión en tecnología permite que se automaticen diferentes procesos promoviendo, de esta manera, una ejecución más ágil y precisa. Así, la automatización de tareas repetitivas posibilita destinar a los profesionales a realizar tareas más complejas, estratégicas, relacionadas con desarrollo del negocio, que realmente añadan valor para los resultados y que guarden relación con los objetivos del negocio.
  • Integración de operaciones en tiempo real. Las fábricas inteligentes se caracterizan por el rápido procesamiento de la información posicionándose, de este modo, como otro diferencial relevante de la industria 4.0. Así, mediante la adopción de herramientas tecnológicas de inteligencia artificial, es posible monitorizar los equipos de forma remota y en tiempo real aumentando así, la transparencia de los procesos y optimizando la disponibilidad de los datos.
  • Reducción de costes. Si bien es cierto que la industria 4.0 requiere una inversión inicial mayor debido a la compra de nuevas tecnologías, lo cierto es que los recursos típicos de la industria 4.0 posibilitan que las propias máquinas operen y programen mantenimientos de forma autónoma mitigando la necesidad de contratar personal para realizar manualmente este tipo de actividad. Como consecuencia, la industria logra reducir el presupuesto orientado al ámbito operacional, enfocando recursos hacia acciones que fomenten la productividad y, por consiguiente, mejorando los resultados del negocio.
  • Economía de energía. Los costes de la energía eléctrica figuran como uno de los gastos más grandes a nivel industrial por lo que reducirlos se ha transformado en una obligación para los negocios que desean mejorar su eficiencia y llevar su rentabilidad al siguiente nivel. En este sentido, gracias a la tecnología, la mayor parte de los equipos industriales cuentan con sensores que detectan la actividad manteniéndose en pleno funcionamiento mientras sea necesario y cesándola en momentos de escasa carga de trabajo. Asimismo, el avance tecnológico ha favorecido la aparición de equipos cada vez más económicos y movidos a energía renovable como es el caso de la solar.

La optimización de la eficiencia, otro de los factores diferenciales de la industria 4.0

Además de todos los campos que os hemos ido mencionando a lo largo del post, la realidad es que la industria 4.0 también permite agilizar las tareas y fomentar la reducción de errores en la ejecución de los procesos. En concreto, hoy en día, la industria 4.0 promueve la utilización de recursos de manera más consciente, inteligente y económica, lo que resulta en el incremento de la eficiencia operacional y en la mejora de los indicadores de desempeño del negocio.

MÁS LEIDOS

SUSCRIBETE

Reciba directamente en su buzón de correo electrónico más ideas, consejos y ofertas exclusivas sobre tecnologia. 

También le puede interesar

Aplicaciones que nos ayudan a reducir nuestra huella ecológica.

Actualmente ayudar al medio ambiente es una de las mayores preocupaciones que tiene el ser humano gracias a la creciente campaña de concienciación que todos hemos experimentado en estos últimos años Y es que a pesar de que esta preocupación debería haber existido siempre últimamente

Que maquinaria hay para hacer un buen calzado

La fabricación de calzado es un proceso que fusiona la destreza artesanal con la aplicación de tecnología avanzada. Desde la selección de los materiales hasta los toques finales, cada etapa del proceso requiere un equilibrio entre la tradición y la innovación para garantizar la calidad,

Scroll al inicio